Noticias

Jorge Cuevas califica de inaceptable que PRC, PP y Castro Verde rechazen las obras de cubrición de la pista deportiva del Paredón

Jorge Cuevas califica de inaceptable que PRC, PP y Castro Verde rechazen las obras de cubrición de la pista deportiva del Paredón

Jorge Cuevas Rodríguez, Presidente de la pedanía de Otañes, califica de inaceptable e inexplicable que en sesión plenaria los grupos de la oposición hayan ido en contra de los intereses de los ciudadanos de Otañes, impidiendo que la cubrición de la pista deportiva en la zona del Paredón salga adelante, cuando en otras Juntas Vecinales ya se dispone de esta infraestructura.

Otañes lleva desatendido muchos años, tanto por parte del Ayuntamiento como del Gobierno de Cantabria, por lo que desde la Junta se rechaza totalmente las alusiones partidistas argumentadas por el PRC, PP y Castro Verde.

Y es que, la Junta Vecinal de Otañes agradece y considera como positiva cualquier inversión llevada a cabo por el Gobierno de Cantabria en otras pedanías. Actuaciones de las que, en todo caso, se alegra al ver que ayudan a cumplir los objetivos de las entidades a favor de los ciudadanos, sin pensar que dichas decisiones responden a intereses partidistas. Y en este caso, aclarar que las obras de la fase inicial del frontón fueron financiadas y acometidas íntegramente por la Junta Vecinal Otañes, a excepción de una partida de 20.000 que subvencionó el Gobierno de Cantabria previa solicitud.

Es evidente que hay más sintonía entre administraciones cuando Gobiernan las mismas siglas políticas, aunque no tendría por qué ser así, pero precisamente en esta legislatura, el Ayuntamiento está demostrando que tiene en cuenta por igual el voto y los intereses de los casi 6.000 vecinos que residen en los pueblos del municipio castreño. Prueba de ello, es la primera fase del asfaltado, mejora de limpieza de las zonas comunes (cementerios, parques, o cunetas) y la redacción del proyecto para acometer el saneamiento integral de las zonas rurales.

La Junta Vecinal de Otañes comparte la necesidad existente de repartir los recursos, ya que lo incompresible es el rechazo político a cualquier decisión y actuación que suponga un beneficio común para todas las personas residentes, o no, del municipio castreño. Por tanto, las Pedanías no deberían ser sólo la llave de Gobierno de las que todo el mundo se acuerda únicamente en campaña electoral.